Los establecimientos del West End temen su desaparición y la de los 300 puestos de trabajo directos que generan, por el cambio de ordenanza

La limitación de los horarios de terrazas a las 23,00 horas y de bares o discotecas a las 3,00 horas, se traduciría en el cierre de esta zona y en la reducción de la temporada a un mes

Los más de 60 pequeños empresarios afectados se comprometen a incrementar la vigilancia, a disminuir la contaminación acústica y a cumplir la normativa

Los cerca de 60 empresarios de los establecimientos de ocio ubicados en la zona del West End temen que la aprobación de la declaración ZPAE para esta zona de Sant Antoni de Portmany se traduzca en el cierre de sus locales, en la reducción de la temporada turística en la localidad a un solo mes y en la desaparición de más de 300 puestos de trabajo directos. Una medida que impondría el cierre de terrazas a las 23,00 horas y de bares, restaurantes, cafés concierto, discotecas y salas de fiesta a las 03,00 horas.

Para los afectados “lo que se han vendido como una disposición destinada a reducir el nivel de contaminación acústica del municipio en beneficio de los vecinos del pueblo, no es más que una sentencia de muerte para muchas familias y pequeños empresarios”. Una acción que no tiene precedentes en zonas turísticas similares de España y que, en casos como el de Madrid, extiende estos horarios entre dos y tres horas, estableciendo baremos que diferencian por tipos a los establecimientos, épocas del año, días de la semana o núcleos urbanos en los que se encuentren. “Ni siquiera ordenanzas elevadas por gobiernos como los de Carmena o Colau son tan estrictas como esta y la aplicación de estas medidas, que no son las únicas que pretende implantar en el próximo pleno el Consistorio, pero sí las más sangrantes, vienen avaladas únicamente por el estudio de una asesoría foránea, que no refleja la realidad de la zona”, lamentan los afectados.

Este cambio en el cierre de establecimientos se anunció el pasado 20 de diciembre y, de refrendarse en el pleno de febrero, no daría tiempo a los afectados a adaptarse ni a buscar alternativas a esta nueva situación. Una medida que no afectaría sin embargo ni a bodegas ni a locales de comidas para llevar y que podría provocar un éxodo de consumidores a estos establecimientos. “Tenemos claro que este no es más que un parche que provocará que una vez cerrados nuestros locales, muchos sigan la fiesta haciendo botellón en playas o calles colindantes, por lo que solo se desplaza el problema y no se le da una solución real”, auguran los empresarios del West End.

Para ello en las alegaciones que han elevado a esta declaración se comprometen a incrementar de la seguridad en la zona, a efectuar un riguroso control de puertas cerradas para evitar la contaminación acústica, a la venta responsable de alcohol, a la autoregulación de la publicidad dinámica, a la aportación para mejoras en la zona y al cumplimiento de las medidas de insonorización impuestas por el Ayuntamiento.

“Nosotros sí hacemos autocrítica y sí aportamos soluciones que beneficien a toda la ciudanía, entendemos que no puede cambiarse en tres meses un modelo turístico arraigado, pero creemos que entre todos podemos mejorarlo y aportarle calidad”, exponen desde la Asociación de Empresarios del West End. “No queremos tapar el sol con un dedo sino aportar juntos luz a una problemática que sabemos que existe y que nos comprometemos a mejorar”, añaden. En los casos en los que no se cumplan las medidas propuestas por los empresarios en las alegaciones presentadas al ejecutivo, “entendemos que el Ayuntamiento deberá actuar con sanciones administrativas, e incluso cierres, pero solo en esos casos, y no eliminando de un plumazo a todo el sector”, concretan. “Confiamos en que prime el sentido común y finalmente el equipo de gobierno modifique esta declaración que de aprobarse perjudicaría directa o indirectamente a la mayoría de residentes en el municipio que, como nosotros, también viven del turismo”, concluyen.   

Los efectos negativos de esta declaración ya se han traducido en una ausencia de las inversiones en la zona y en la paralización de trabajos de mejora en los 60 locales afectados.

Fotografía del Periódico de Ibiza
Fotografía del Periódico de Ibiza
Aún no hay comentarios

Envía un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Pin It on Pinterest

Comparte