Blog

El rasgueo de una pluma contra una hoja es para un periodista lo mismo que para un músico un solo de guitarra. Le acompañan los golpes suaves del tecleo, el crepitar de las hojas de libros, ensayos y periódicos al deslizarse por nuestros dedos y la satisfacción de ser leídos. Bienvenidos a este apasionante relato conjunto en el que esperamos contar con vuestros comentarios, valoraciones o sugerencias.

Vota a Luisi

Luisi ha hecho popular Güímar organizando excursiones a “Sálvame” con sus vecinos, invitando a sus presentadores a este …

0 Compartido
Limones

Limones en el ascensor

Abrir el ascensor y ver una caja de limones dentro. Olorosos, apretados, grandes y recién cogidos del árbol, de esos que…

0 Compartido

Lo peor de la edad

Lo malo de la edad no son las canas, las arrugas, ni los kilos que se nos cosen al cuerpo sin remedio, sino la certeza d…

0 Compartido

No me des dos besos

De repente nos dicen que nosotras, las de siempre, ya no somos feministas porque no cumplimos con su dogma de fe. El men…

0 Compartido

Cosas que no caducan

No caducan los amigos de verdad, el olor a café, un baño en el mar, una siesta interminable, el sabor de un bizcocho cas…

0 Compartido
La chica de la comida

La chica de la comida

El otro día mientras paseaba a mi perro un motorista me paró para preguntarme: “Perdona, ¿eres tú la chica de la comida?…

0 Compartido

No quiero hablar de política

He decidido no hablar de política porque, aunque sé muchas palabras y conozco cientos de insultos, y a pesar de que en e…

0 Compartido

Feliz Día de la Radio 

Soy la hermanita pobre, la mediana de la casa, esa que ningún familiar rechaza porque, a pesar de su presencia discreta,…

0 Compartido

Frágil

Tenemos que permitirnos ser frágiles para llegar a ser realmente fuertes. Llorar, gritar, verbalizar todo aquello que no…

0 Compartido

Eso no es periodismo

Mientras volvíamos en coche a la redacción de aquel diario de provincias, mi compañera y yo no hablábamos. Fingíamos esc…

0 Compartido

Pin It on Pinterest