Hoja en blanco

Hoja en blanco, semana cuajada de temas y cansancio acumulado. Podría redactar un artículo de opinión criticando la presencia de la “fauna” de ‘Geordie Shore’ en nuestra isla estos días, aludir a los empresarios que han acogido a estos “ninis” que nos llevan a muchos a rechazar tener descendencia, por si te sale un “bicho” de estos, y esgrimir mis dudas sobre cómo no se olvidan de respirar y qué le lleva a alguien a vivir una vida baldía, frívola y carente de valores, pero, sinceramente me da muchísima pereza.

También podría entrar a valorar el increíble trabajo de los 26 diseñadores del 45 Aniversario de la Pasarela Adlib, cómo desde sus talleres artesanos, pequeños y “de andar por casa”, han demostrado que en Ibiza tenemos creadores con más talento por metro cuadrado que en ningún otro rincón del mundo. Es cierto, este artículo podría alabar la sonrisa de la ganadora del concurso de nuevos talentos de la moda Ad Talent, Lorena Sánchez, quien con 21 años y un futuro vestido de humildad y cercanía me ha hecho recuperar la fe en esta nueva generación que viene para quedarse. Ella y mis compañeras en prácticas en Imam Comunicación, Alba y Fanny, son una muestra de que hay jóvenes con la cabeza muy bien amueblada y ganas de comerse profesionalmente el mundo, y no solo unos a otros como los “especímenes” con los que iniciaba este espacio.

Tal vez este artículo podría ser también una oda a la timidez rompedora de Tony Bonet, al talento lleno de luz de Elisa Pomar, al cariño y experiencia de Ibimoda, a los abrazos reconfortantes de Merel de Ibiza World Family y, en general, al increíble trabajo que ha desempeñado todo el equipo que ha dado vida a esta Pasarela, liderada por ellos, por los diseñadores, quienes nos han conquistado con su cercanía, magia, profesionalidad y talento.  Desde esta atalaya me gustaría darles las gracias por su confianza en Imam Comunicación para difundir su labor en medios de comunicación como este Periódico que ha hecho el mayor despliegue de páginas y de periodistas de toda su historia. Gracias compañeros y gracias al Consell Insular por vuestra confianza. Les aseguro que sobre la Pasarela Adlib podría escribir largo y tendido pero, la verdad, es que este no es el único tema que contemplaba redactar en esta hoja en blanco.

Circulaban por mi cabeza varias ideas sobre una campaña electoral a la que le falta un factor determinante, como es la ilusión, y en la que ni con todos los candidatos vestidos de blanco esperanza, blanco ADLIB, lograríamos rescatar algo de la confianza y fe en que nuestro desordenado país mejore. Son muchísimas las personas que no saben a quién votar o si molestarse en invertir un domingo de junio en acudir a hacerlo y, sinceramente, no puedo decir que no les entienda, ya que este guiñol de encrucijada entre “el feo, el malo, el bueno y el guapo” no augura un buen final. Pero, ni yo tengo la fuerza para escribir de nuevo sobre partidos, colores y peleas.

Así que he pensado dedicar estas líneas a temas de los que nos atañen y nos preocupan a todos como la subida del agua en nuestra isla, cuya factura es idéntica a la de la luz, y que duplica la de mi familia de Madrid o Burgos, a pesar de no ser potable y terminar con la vida de nuestros electrodomésticos en un tiempo récord. Otra opción es criticar la ausencia de socorristas en las playas de Sant Josep o abordar cómo el tráfico es ya insoportable y las motos aparecen por generación espontánea a ambos lados de un solo carril. Lo cierto es que este es un buen tema. Escudriñar de qué manera nos jugamos la vida en este particular “Fast and Furious” en el que se convierten nuestras calles donde los borrachos al volante se chocan hasta con la policía, podría darme material para varios artículos. Aunque, claro, después de contarles en varias crónicas los dos accidentes que sufrí el verano pasado, incendio de coche de sustitución incluido, y apodo de “Carfired”, no me siento con humor para hacerlo.

Así que si les parece les hablaré de las ratas que invaden estos días nuestras calles y que, aunque pueda confundirse con los chihuahuas de la “crème de la crème” que desembarca en nuestros puertos, por tamaño y belleza, son un verdadero problema de salubridad e imagen para nuestras administraciones que las ven recorriendo tranquilamente las principales calles de La Marina, colegios o parques.

El caso es que de tanto diseccionar cómo llenar esta hoja en blanco he logrado llegar al final de este artículo que habla de todo y de nada, que aborda las luces y sombras de nuestra Ibiza en este mes de junio raro, caluroso y especialmente cansado para quienes tenemos tanto que decir que terminamos no diciendo nada.

Aún no hay comentarios

Envía un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Pin It on Pinterest

Comparte