Los titulares de Marina Botafoch piden a administraciones y a PIMEEF apoyo para evitar el colapso del puerto

Los amarristas y gerentes de locales alertan sobre los perjuicios del concurso eventual con efectos para julio que desampara a usuarios y propietarios

La Comunidad de Titulares del Puerto Deportivo de Invernada Marina des Botafoch, que aglutina a 320 titulares de amarres, 66 titulares de locales de este puerto y 24 titulares de apartamentos, ha solicitado una ronda de reuniones con las principales administraciones y representantes sectoriales de Eivissa para alertarles de los perjuicios del concurso eventual convocado por la Autoridad Portuaria de Baleares con efectos para este mes de julio “y del colapso que supondría su puesta en marcha sin consenso y sin analizar mínimamente los inconvenientes”. Según han explicado hoy los presidentes de la Comunidad de Amarres y Locales del Puerto,  Guy Bosmans y José Ferrer Torres, “queremos trasladarles nuestra preocupación y solicitarles ayuda para afrontar el inmediato futuro que se plantea para los usuarios y trabajadores de esta Marina”. En esta línea, subrayan que la Autoridad Portuaria ha publicado recientemente un concurso público para la gestión de esta Marina por un plazo de dos años, más uno prorrogable, con fecha de efecto a 30 de julio, “que implicará, sin duda, un planteamiento de gestión meramente especulativo, ya que se otorgará al mejor postor, de lo que solo se beneficiará la APB, y significará una subida de las tarifas sin que ello se traduzca en ninguna mejora de los servicios que se ofrecen a los usuarios”. 

“Con independencia del planteamiento mayormente economicista que se hace para esta inmediata gestión portuaria, sin que se prevean obras nuevas o mejoras en la calidad del servicio que justifique el incremento de tarifas que a buen seguro se experimentará, nos preocupa enormemente que este cambio de escenario se plantee en plena temporada estival”, matiza Guy Bosmans, quien recuerda que este puerto “es esencialmente turístico y la temporada estival especialmente corta”. Así apuntan que un puerto de este calado, que cuenta con 429 amarres y 66 locales comerciales, “debería realizar una transición, tranquila y ordenada, después de la temporada que nos permita ejecutar la planificación necesaria en cuanto a logística, aprovisionamiento o empleados”. Algo que “no puede abordarse cuando hay incertidumbre en el futuro y cuando se anticipan cambios contractuales, hoy imprevisibles y quizá inasumibles, en mitad de la temporada”, tal y como arguye José Ferrer. En este sentido los representantes de amarristas y empresarios lamentan que ‘muchos negocios trabajan con reservas anticipadas para la temporada y que esta total incertidumbre, que a buen seguro no podrá resolverse antes de junio o incluso de julio en el mejor de los casos, no permite garantizar hoy ningún tipo de reserva más allá de de estas fechas, por lo que nadie sabrá hasta entonces si podrá continuar en este puerto.»

En esta línea los titulares oficiales de esta Marina deploran, además, que las instrucciones recibidas por la Autoridad Portuaria “requieran la supresión inmediata de una serie de sobreocupaciones en las instalaciones totalmente necesarias para el servicio a los locales, que vienen de muy lejos, que han existido y que se han tolerado durante largos años, sin que por parte de la Administración se haya intervenido nunca en este estado de cosas”. “Si eso se ha tolerado durante largos años es porque no ha supuesto un inconveniente mayor y menos aún cabe calificarlo ahora como urgente”, agregan. “Es evidente que para muchos negocios y para todo el puerto esta corrección significará un trastorno, causa por la que consideramos que estos dos o tres años pueden suponer una etapa de crisis en la actividad y en los servicios que ofrecemos a quienes nos visitan, que podrían resolverse si hubiera voluntad de diálogo y racionalidad en los planteamientos”, concluyen desde la Comunidad de Titulares del Puerto Deportivo Marina Botafoch.

Unos hechos que llevan a los representantes de empresarios y amarristas a solicitar el apoyo de las instituciones de Ibiza y de las entidades sectoriales para que “estas actuaciones se lleven a cabo cuando se convoque el concurso definitivo, que incluirá mejoras y cambios en nuestro puerto, y entre en funcionamiento la concesión definitiva”.

Por último, han recordado que la Comunidad de Titulares de Marina Botafoch es la única con representatividad formal y avalada por los tribunales “y que los cuatro que hacen ruido sin ninguna legitimidad, y que afirman que este concurso es positivo para nuestro puerto son, precisamente, quienes tienen intereses muy particulares y contemplan concurrir a dicho concurso para llenarse los bolsillos a costa de los usuarios”, matizan. “una  voz que no responde al sentir de la inmensa mayoría de los titulares de este puerto”, tal y como recalcan.

Aún no hay comentarios

Envía un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Pin It on Pinterest

Comparte