Historias de amor y odio en las redes sociales

Sin comentarios

Las redes sociales nacieron hace ahora más de diez años con el único fin de ligar. Su propósito era que los alumnos de determinadas universidades pudieran conocerse entre sí y, por supuesto, acabar teniendo citas entre ellos, aunque desde entonces la cosa ha cambiado bastante. Dicen que los españoles somos muy envidiosos y criticones, pero desde aquí hay que romper una lanza por la patria y clavársela al universo en general, no solo los españoles somos puntillosos, la envidia y la mala leche son cualidades intrínsecas de nuestra especie que se reproducen con idéntica inquina en todo el mundo. Eso sí, en nuestra patria comentarios como que Blanca Suárez está gorda o Paula Echevarría se está poniendo vieja nos demuestran que estamos perdiendo el norte.

El debate es infinito y todo ello gracias a las redes sociales. Hace unos años ser famoso y abrirse un blog o un Instagram era lo más cool, ahora deberían pagar un plus de peligrosidad y es que admitámoslo chicas, ¿cómo os atrevéis a luciros en la red de redes con una desmesurada talla 38? Es más, ¿alguien cree que cumplir cuarenta años es motivo de celebración?

Cualquier paso de los famosos se mira con lupa tanto por sus partidarios como por sus detractores. Los haters, trolls o envidiosos de toda la vida están siempre vigilantes para asegurar que la celebritie de turno sigue teniendo los pies en el suelo. A la última que le ha tocado aguantar el chaparrón ha sido a Blanca Suárez. Eso sí ante titulares como “Blanca Suárez se desnuda para reivindicar su normalidad”, los seres humanos normales solo podemos decir: ¡gracias! Dudando de las verdaderas razones de Suárez para posar en esta revista pasamos al siguiente titular “La contradicción de Blanca Suárez: no quiere que se hable de su físico pero se desnuda”. Así los titulares siguen analizando, debatiendo y asegurando razones  e intenciones detrás de la aparición de la actriz. Quizás le estamos dando demasiadas vueltas. Simplemente, por su trabajo le ofrecieron posar y al estar tranquila con su aspecto y analizar la oferta dijo que sí.

Otra damnificada por salir demasiado estupenda en sus fotos es Paula Echevarría. La modelo decidió publicar una instantánea suya con sus amigas celebrando su cumpleaños. Los comentarios no se hicieron esperar y los admirables cuarenta de Paula no fueron bien recibidos por todos, abre la veda una seguidora que le pide humildad para dar paso a titulares como “Paula Echevarría alcanza los 40 más sola que nunca”. ¿En serio? Ni siquiera hace falta entrar a debate. Desde aquí simplemente nos alegramos de que cumpla años tan guapa esté donde esté y haga lo que haga, que eso ya es cosa suya.

La lista es larga y todos los comentarios son similares. Así, si Asos deja de retocar las imágenes de sus modelos, saltan las críticas por promover, en su línea de tallas grandes, los cuerpos no sanos. Si Mango crea una línea de tallas más grandes, la crítica comienza en que el susodicho tallaje comience en la talla 40. Las posibilidades son infinitas y el odio no tiene límites.

Entiendo la envidia, a veces la sufro, pero intento que siempre sea desde otra perspectiva ¿por qué no darle la vuelta y hacerla positiva? Yo envidio a Blanca por sacar el máximo partido de su cuerpo, por cuidarse, por lucirlo tan bien y por encajar las críticas como lo hace. También envidio a Paula y ojalá llegue a los 40 la mitad de bien que ella. Lejos de la absurda filosofía de que “todo es bonito, todo está bien y la vida siempre tiene que ser maravillosa”, simplemente apuesto por el todo cabe y puede ser normal aderezado con un poco del: “que cada uno haga lo que quiera con su vida y sus fotos”.

En este punto del artículo nuestras preguntas son las siguientes: ¿no teníamos suficiente con la presión de las revistas como para exportar a estos canales la demonización de quienes no tienen unas medidas de top modelo 20 lustrosos años? ¿Si estas dos actrices de éxito, en las listas de las más bellas del país, son acosadas de este modo, cómo puede afectar al resto de mujeres o adolescentes tales agravios?

¿Tienen los famosos que sufrir insultos u acoso en sus cuentas solo por difundir dichas fotos? ¿Quién ha dicho que todo vale?

Desde Imam Comunicación reconocemos que nos gusta ver los posts que publican las it girls en sus redes, que nos caen bien y que defendemos su derecho a ser personas maravillosamente normales,  y para los que no les gusten, tenemos una solución que os librará de la tortura de verlas cada día, ¡dejad de seguirlas!

[ngg_images source=”galleries” container_ids=”49″ display_type=”photocrati-nextgen_pro_mosaic” row_height=”180″ margins=”5″ last_row=”justify” lazy_load_enable=”1″ lazy_load_initial=”35″ lazy_load_batch=”15″ display_type_view=”default” ngg_proofing_display=”0″ captions_enabled=”0″ captions_display_sharing=”1″ captions_display_title=”1″ captions_display_description=”1″ captions_animation=”slideup” order_by=”sortorder” order_direction=”ASC” returns=”included” maximum_entity_count=”500″]

Sobre nosotros

Nuestra agencia está compuesta por un equipo multidisciplinar de periodistas, publicistas, expertos en marketing, diseñadores y desarrolladores.

Pídenos una cita

Ofrecemos servicios de comunicación y marketing estratégico para que tu negocio alcance todo su potencial.

Más artículos

Ver todos

Deja un comentario