Las empresas de barcos de pasaje turístico de Ibiza denuncian que el nuevo Decreto de Transporte Marítimo les prohíbe operar en Formentera

Un total de ocho navieras de Ibiza se han reunido en los últimos días con el Consell d’Eivissa de quien han obtenido el apoyo ante una Ley “hecha a medida para el Consell de Formentera”

Los afectados lamentan que la aprobación definitiva de este texto podría afectar directamente a 200 puestos de trabajo y suponer el cierre de varias empresas de gran arraigo en la isla

Una representación de la mayoría de empresas de transportes marítimos turísticos con sede en Ibiza se ha reunido en los últimos días con la consellera de Mobilitat del Consell d’Eivissa, Pepa Marí, para exponerle su preocupación tras haber estudiado con detenimiento el contenido del nuevo Decreto balear de Transporte Marítimo, que significará el cierre del puerto de La Savina para las empresas de transportes marítimos de pasaje con finalidad turística que visitan Formentera desde la isla de Ibiza y, de facto, la eliminación de la isla de Formentera como destino de las mismas. Este hecho supondrá, necesariamente, el cierre inmediato de empresas de gran tradición en las Pitiusas, por lo que el Consell d’Eivissa, tras estas reuniones, les ha brindado su apoyo.

En estos encuentros los afectados han explicado que el texto presentado este mes por el conseller balear de Transports, Marc Pons, limita el transporte de pasaje con destino a Formentera, ya que solo permitirá aquellas que tengan el permiso de Demarcación de Costas. Sin embargo, tal y como han constatado los armadores, y como parece que deliberadamente el Govern de les Illes Balears ha omitido explicar en sus presentaciones ante los medios de comunicación, “no hay ningún permiso de Costas para atracar en puntos de Formentera distintos al Puerto de la Savina, por la oposición que viene haciendo desde hace tiempo el Consell de la pitiusa menor”, por lo que a la práctica “el cierre del puerto de La Savina significará la imposibilidad de realizar excursiones marítimas de Ibiza con destino a Formentera”. Un matiz que lamentan quienes aventuran que “este decreto se ha hecho a medida de los deseos del Consell de Formentera, sin tener presente qué puede significar”.

La consecuencia más inmediata de esta prohibición será la drástica reducción del número de trabajadores en una actividad, la de transportes marítimos turísticos a Formentera, que a día de hoy emplea directamente a 200 personas en Ibiza. Además muchas de estas empresas, algunas con más de 50 años de existencia, se verán abocadas al cierre o a la necesaria aplicación de importantes ERES.

Los empresarios de transporte marítimo de pasaje de Ibiza expusieron, además, que estas medidas mermarán la calidad y la diversificación de la oferta turística de la isla de Ibiza, “privando a nuestros turistas de la posibilidad de visitar Formentera desde las zonas de más actividad, como son el muelle de excursiones de Marina Botafoch, Platja d´en Bossa, Sant Antoni de Portmany y Santa Eulària des Riu, tal y como se oferta en estos momentos”, apuntan.

Desde la patronal añaden que este Decreto “supone un atentado contra la libertad de empresa, de la equidad y de la justicia”, ya que, según los empresarios, “no se explican las razones de esta medida que solo favorece a las grandes compañías que operan en la línea regular desde Ibiza, cediendo a las presiones del Consell de Formentera que pública y reiteradamente ha mostrado su oposición a que la isla pueda ser visitada por las excursiones procedentes de Ibiza”. Además los empresarios denuncian que las empresas de transportes marítimos turísticos radicadas en Formentera sí que podrán seguir operando y programando la isla de Ibiza como destino turístico, porque en esta, a diferencia de Formentera, sí que se autorizan atraques distintos al del Puerto de Ibiza. “En este supuesto la Ley sí que entiende y respeta que Ibiza es un atractivo de primer orden para los turistas hospedados en Formentera, pero elimina la reciprocidad, no cuál nos parece que es, además, discriminatorio”, explican.

Por todo ello, representantes de las empresas y asociaciones Cruceros Portmany, Cruceros Turísticos, Capitan Hook, Cruceros Marina, Cruceros Playa den Bossa, Naviera Santa Eulària, Estació Nàutica de Sant Antoni i Sant Josep, Associació Santa Eulària Empresarial, han lamentado que este nuevo decreto “hecho para cumplir los deseos del Consell de Formentera” se haya redactado sin tener en cuenta la opinión de quienes resultaran afectador por esta prohibición. “Confiamos en que el panorama que resultaría de la actual redacción del decreto, quede en suspenso tras haber atendido la Conselleria balear de Transports nuestras alegaciones y que se nos escuche en todo este proceso”, han concluido.

Aún no hay comentarios

Envía un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Pin It on Pinterest

Comparte