Dolce & Gabbana eleva las joyas de Elisa Pomar al Olimpo de los Dioses en su desfile en Sicilia

Tres modelos de la Pasarela de Alta Moda de esta firma lucieron algunas de las creaciones XL de esta diseñadora ibicenca, inspiradas en la emprendada payesa

Las piezas de la diseñadora de joyas Elisa Pomar han vuelto a protagonizar la colección de Alta Moda de Dolce & Gabbana presentada en Sicilia, concretamente en el emblemático Valle de los Templos.  Tres de las modelos de esta icónica Pasarela lucieron algunos de sus pendientes XL de oro con cristales de colores, coronas, cruces e imágenes de vírgenes. Este guiño a la cultura ibicenca se ha convertido así, una vez más, en el complemento perfecto para los looks barrocos que son la insignia de esta marca italiana que lleva al exceso más esplendoroso el estilo mediterráneo.

Las creaciones de Elisa Pomar se basan en la emprendada ibicenca, el elemento más emblemático de la joyería tradicional isleña. La diseñadora toma estas delicadas piezas de oro, cuajadas de detalles, filigranas o vírgenes y las recrea añadiendo piedras semipreciosas y cristales. Sus pendientes y collares se maximizan todavía más para dar más vida a cada uno de los adornos que componen unas joyas efectuadas una a una de manera artesanal. En esta última colección, al oro, a la plata y a las piedras se les suma otro clásico, las perlas, pero de una forma totalmente inesperada. La elegancia se entremezcla con la creatividad de Elisa Pomar para dar lugar a pendientes y a collares únicos y siempre sorprendentes. El exceso está de moda y la joyería ibicenca reclama su papel protagonista para subir el nivel de cualquier look en cualquier momento.

Las joyas de la creadora ibicenca ya se han convertido en un imprescindible para los diseñadores italianos que visitan anualmente su tienda, ubicada en el legendario barrio de La Marina, para inspirarse y adquirir las piezas que mostrarán por todo el mundo, y que año tras año se pasean por sus desfiles, o que tendrán un papel relevante en sus campañas de marketing internacional más icónicas.

El desfile de Alta Moda de Dolce & Gabbana se ubica cada año en lugares emblemáticos que consiguen crear un ambiente inigualable. En anteriores ocasiones el telón de fondo se situó en la Scala de Milán y en esta ocasión, la ubicación escogida ha sido el Templi di Agrigento en Sicilia, ubicado en el Partenón, territorio que se conoce como Magna Grecia y donde los italianos consiguieron que los asistentes viajaran en el tiempo.  

Domenico Dolce y Stefano Gabbana ya se han convertido en clientes asiduos de la tienda de Elisa Pomar de la Calle Castelar, en Ibiza, que visitan anualmente en sus vacaciones en la isla. Además de los creadores italianos las piezas de Elisa Pomar también han conquistado a artistas de la talla de India Martínez, quien luce sus anillos de oro en su videoclip de “La Gitana”, o de diseñadores como Palomo Spain o María Escoté, que se decantaron por las creaciones de la ibicenca en Maestros de la Costura. Otros nombres propios como los de Adriana Abenia, Josie, Cristina Pedroche, Lucía Rivera o Begoña Martín también han mostrado su pasión por las creaciones de esta diseñadora.

Las joyas de Elisa Pomar trascienden a los encuentros folklóricos y toman tanto el día como la noche para ganar protagonismo en cualquier look. Cada pieza reproduce la magia ibicenca y emana un derroche de clase al más puro estilo de su directora creativa que conquista a amantes de las joyas en destinos tan dispares como México o Emiratos Árabes.

 

 

1 Comment

Envía un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Pin It on Pinterest

Comparte