Mestizaje gastronómico en el cuatro manos de Óscar Molina y Roberto Ruiz en La Gaia

Las recetas del chef mexicano de Punto MX se incorporaron el pasado sábado al menú degustación del Restaurante de Ibiza Gran Hotel

“Mediterranean Kaiseki”, el concepto gastronómico del chef ejecutivo de La Gaia, Óscar Molina, donde fusiona en una armonía perfecta la tradición ancestral japonesa con el producto y las técnicas locales mediterráneas, acogió el pasado sábado 28 de septiembre un cuatro manos mestizo con Roberto Ruiz, el único chef mexicano con estrella Michelin de Europa y creador de Punto MX. La comunión creada entre ambos se caracterizó por el equilibrio y se condujo como una particular ceremonia donde desfilaron tres aperitivitos de bienvenida, seis platos, maridados con vinos de uva blanca, dos postres, y cinco dulces.

La Gaia, buque insignia del proyecto culinario de Ibiza Gran Hotel, inició a las 22:00 horas un viaje por los sentidos en el que sus comensales se transportaron a los mejores platos y productos de Japón o de México, sin olvidar la esencia Mediterránea de productos como el “peix sec” o el arroz negro y mariscos autóctonos como el bogavante.

“Nuestra cocina busca ensalzar cada detalle y hacer que cada plato potencie sabores, colores, aromas, texturas y sensaciones, por lo que en este cuatro manos hemos respetado esa filosofía añadiéndole la magia de la cocina mejicana reinventada por Roberto Ruiz, para crear una propuesta única e irrepetible”, afirma Óscar Molina, quien avanza que su pretensión es instaurar estos encuentro gastronómicos cada año con grandes chef en La Gaia. “Este 2019 hemos hecho dos cuatro manos, uno al inicio y otro al final de la temporada, y hemos tenido una increíble aceptación y lista de espera, por lo que seguiremos ahondando en este concepto que permite vivir una experiencia gastronómica única a nuestros clientes”, ha concretado.

La bienvenida comenzó en una zona en la que los propios chef explicaban a cada mesa cómo sería el menú degustación, mientras les servían personalmente los aperitivos compuestos por “huevo de pepino, jengibre y shichimi”, “chicharrón de arroz salvaje con carabinero” y “cristal de queso de Mahón”. Detalles como que el queso escogido es de unas vacas de Menorca que pastan tan cerca del mar que su leche tiene aromas salinos o que todos los productos usados por Roberto Ruiz son cultivados en su propio huerto, siguiendo técnicas ancestrales de su país, fueron algunas de las anécdotas relatadas por ambos en este espacio.

Ya en la mesa el menú dio comienzo con la primera propuesta de Roberto Ruiz, ostras acompañadas por nopal y chiles fermentados, de la mano de un vino de Jerez destinado a potenciar su esencia picante, a las que siguió una particular ensalada de “crostes” y “peix sec” con aires japoneses. El vino escogido fue un Albariño.

Al tiradito de corvina, salsa aromática de albahaca y jalapeño lo acompañó un vino blanco de Rueda envejecido en botella, que resaltó el perfecto equilibrio entre sus ingredientes. El taco al pastor de cerdo negro elaborado por Roberto Ruiz conquistó a los comensales que alabaron también su propuesta de arroz a la sucia de sepia y huitlacoche. Para concluir el menú el último plato, acompañado de Champagne, sirvió para fusionar el bogavante con maíz.

Los postres transitaron entre una “bavaroise” de naranja con higos de Toni Coques, flaó de elote y hoja santa, creado también de forma especial por Roberto Ruiz para este 4 manos, y pequeños dulces compuesto por un huevo de coco y maracuyá, dulce de fresa, “macaron” de lima y yogur, almendra caramelizada y bañada en chocolate con leche y bombón del monte.

 

Aún no hay comentarios

Envía un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Pin It on Pinterest

Comparte